lunes, 12 de julio de 2010

Libertad de Expresión

-Viva la libertad de expresión.
-Eo, eo ¿que es eso?
-El derecho que asiste al individuo para juzgar por sí mismo y poder difundir sus ideas.
-Eso, estoy seguro que no es.
-¿Qué entonces?
-Es el derecho a no discrepar ni en público ni en privado. Pensamiento único, sí señor. Eso es. España ha ganado el mundial. Todos contentos. No se admiten amarguras. Es un hecho histórico. Es la de Dios.
-Si tu lo dices, beeeeeeh, beeeeeeeh.

Los autobuses municipales tocan los cláxones, los coches, igualico y las banderas de España se pasean a lo largo y ancho del país. Muchas, las enarbolan los mismos que las quisieron enterradas. Joder. ¡Vivir para ver! pero, hay éxtasis que rozan el cretinismo por mucho que juntos-que no revueltos- la reina y el pueblo griten su euforia a los cuatro vientos.

¡Hale, hale! que dimita Zapatero e Iniesta al poder. Lo importante es disfrutar la victoria.
-¿Cómo?
- Celebrando la gesta en la calle.
-Sabes lo que te digo.
-¿Qué?
-Pues que se me han despejado las dudas de que descendemos del mono. Se llamase Adán o Perico el primer hombre, lo mediático es clarificador: venimos de un simio.
-Siempre dando la nota.
-Te equivocas. Esa facultad tiene hoy un propietario:
la mayoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog